Propuesta de infraestructura de carga semi-pública

Propuesta de infraestructura de carga semi-pública

Dada la necesidad presente y futura a medio y largo plazo de Infraestructura de Carga para Vehículo Eléctrico (VE). Existe un gran potencial para la instalación de dicha infraestructura en los parkings de las grandes superficies comerciales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de esos parkings semi-públicos se pueden establecer varios modelos de negocio:

  1. En primer lugar, un modelo de negocio en el que se deba pagar por la carga
  2. En segundo lugar, un modelo por el que no se deba pagar, y por tanto, el cliente o usuario del VE, podrá cargar sin necesidad de realizar el pago por la carga, ni identificación alguna.

Las dos posibilidades, incorporaría un poste, o en su defecto una Wallbox (en función de la ubicación del punto de carga en el parking: interior o exterior), con dos tomas tipo 2 (Modo 3 – IEC 61851).

En función de la decisión del responsable de la infraestructura, los sistemas de carga podrían incluir comunicaciones, pudiendo ser estas inalámbricas o por Ethernet, todo ello para el control remoto, aunque sea del simple “Status” del poste (estado de carga, funcionamiento, disponibilidad, o incluso estado de las protecciones eléctricas, etc), de la facturación por parte del responsable de las tomas, o bien, si está cedido a algún “back office” que lo gestiona de forma remota por protocolo OCPP.

En este caso, se debería incorporar un sistema de acreditación por medio de tarjeta RFID o protocolo NFC de teléfono móvil, en caso que quisiera restricción a los clientes acreditados (siempre que el parking pueda estar en lugares donde el acceso pueda ser compartido; grandes superficies donde se establecen tiendas, zonas de recreo y restauración etc., en el mismo lugar). También el sistema podría incorporar un sistema de pago por Visa, ya sea convencional o “contactless”.

La segunda propuesta es para parkings con acceso restringido, donde exclusivamente exista dicho centro comercial (ej.: IKEA, Decathlon), donde el parking es exclusivo para los mismos clientes (no compartido con otra tienda), el cual sólo accederán los usuarios del centro comercial.

En este caso, es muy probable que no sea necesario acreditación por parte del usuario, debido a que en la mayoría de los casos, no será necesario la realización de ningún pago, por tanto, no es necesario comunicaciones. Es un sistema de carga de conectar y cargar, siempre decidido por el responsable de la infraestructura.

En ambos casos, se instalarían postes que puedan cargar simultáneamente en las dos tomas, cada una de ellas a la misma potencia, en principio de 7,4 kW en monofásica, pero también abiertos a sistemas trifásicos de 22 kW (puesto que algunos modelos como Tesla y el próximo i3 de BMW).

En algunos casos, el gestor de la infraestructura de carga puede estar interesado que el cliente pase el mayor tiempo posible en el centro comercial o tienda, por tanto, la potencia de las tomas, no excederán de 22 kW, para poder realizarse cargas lentas.

En términos de características técnicas a disponer en los cargadores, deben colocarse protecciones eléctricas por sobre corriente y fugas de corriente (protecciones por fugas de corriente tipo B por la componente en continua de las baterías de los VE, o en su defecto tipo A superinmunizado), también es necesario las protecciones en la maniobra del poste. Las protecciones por sobre tensión se podrían instalar, pero de forma opcional, aunque serían recomendables.

La normativa ITC-BT-52, no es clara en la cuestión de la obligatoriedad de las protecciones en lo que concierne a estas desde el punto de carga hasta el VE, por tanto, existe un vacío legal. Es decir, no es clara en la obligatoriedad de la instalación de sistemas de protección en el propio cargador (aunque es totalmente recomendable que se instalen dichas protecciones en el mismo punto de carga).

Como caso particular, en caso de comunicaciones en el punto de carga, se pueden instalar sistemas de protección con activación remota, o en defecto, disponer de protecciones autorearmables.

En dependencia de las exigencias, se puede disponer de detección de contactor enclavado (de la toma), requisitos que demandan algunas marcas como Renault o Nissan, aunque la norma internacional (IEC 61851) no lo exige actualmente.

Nótese: en este caso no se podrían utilizar protecciones de tipo rearmable remotamente ni autorearmable (al menos por indicaciones de los fabricantes Nissan y Renault).

 El acceso a las tomas podría estar mínimamente protegido, pero en todo caso, no como se exige en el mercado francés, el cual requiere que estén completamente tapadas y no accesibles hasta que se dispone de la autorización de uso del usuario del VE por parte del cargador.

A nivel estético y visual, se dispondrá de una barra LED para indicar el estado de cada toma, a ser posible que dé la vuelta a todo el poste para que se pueda el estado (ocupado, disponible, etc.) desde diversos puntos. Desde mi punto de vista no se incluiría display, si que sería recomendable el uso de una aplicación móvil por wireless o bluetooth para comunicarse con el poste.

En el caso de ser un poste con comunicaciones, se podría integrar un sistema de detección de plaza, si lo ocupa un vehículo que no está cargando, poder realizar acciones, puesto que ocupa la plaza de carga sin realizar dicha carga que podría realizar otro VE.

El número de postes a instalar sería una decisión del gestor de la infraestructura. Aunque si que es recomendable dejar la instalación eléctrica, y si es posible de comunicaciones, preparada para posibles ampliaciones del número de puntos de carga en el futuro, para disminuir la inversión de cableados, aparamenta eléctrica e incluso contratación del término de potencia de la factura eléctrica.

Si en un futuro el número de puntos de carga es importante en términos de consumos eléctricos, una vez se haya dimensionado la instalación eléctrica, se deberá proceder a realizar el control de los sistemas de carga controlando el consumo respecto donde se alimenta la instalación que alimenta a la Infraestructura de Carga (sistemas de balanceo de la carga para evitar disparos por sobre consumo y por tanto no conformidades en el servicio al usuario del VE).

Actualmente AENOR ha publicado la norma UNE 0048:2017, para la gestión de las protecciones en estos emplazamientos de múltiples cargadores, donde el efecto de cargar ciertos VE al mismo tiempo puede producir la activación de las protecciones magnetotérmicas y por tanto, interrumpir la carga.

Nótese:

La Infraestructura de Carga deberá cumplir con los requerimientos de la normativa:

  • Normativa estatal, la Instrucción Técnica Complementaria de Baja Tensión ITC-BT-52,
  • Normativa internacional, la IEC 61851-22 (carga AC) en términos de protecciones IK y IP, compatibilidad electromagnética, rango de temperatura de trabajo y humedad relativa, y el resto de requerimientos especificados en la norma.
  • Cumplir con los requerimientos de la norma IEC 62196 sobre los conectores de sistemas de Carga de VE.
  • Ser compatible con el sistema de monitorización y control remoto OCPP.
  • Además, en el caso de múltiples cargadores que puedan cargar de forma simultánea y conectados a una misma acometida, se deberá considerar la norma UNE 0048:2017.

 Javier Sánchez Ríos – Consultor eMobility

JSR – Consulting